Como todo en esta vida, se cuece en América y se reparte por el mundo. Y no se aleja de lo que le ha pasado a las mesas dulces, candy bars o candy corners. Y a nosotras nos llamó la atención y nos derritió el corazón al conocerlas.

Un cumpleaños, una comunión, una boda, o cualquier tipo de celebración que se te venga a la cabeza. Siempre pensamos en hacerla lo más bonita posible, con la gente que quieres e impresionando para que ese día quede para el recuerdo. Y es que nosotras también teníamos esa sensación de encandilar al personal y a ti mismo, para conseguir hacer brillar ese día. Así que, ¿por qué no buscar algo original para conseguirlo? Y de ese deseo de crear algo especial, y sabiendo la dificultad que conlleva hacerlo uno mismo, surgió MISU.

Qué es un Candy Bar o Mesa Dulce?

CANDY BAR es un pequeño aparador, un buffet corner -para los más internacionales- donde, decorado de forma bonita, teniendo en cuenta cada detalle, se llena de chucherías, chocolates, dulces de todo tipo, e incluso de una tarta o pastel. Incluso se pueden añadir  snacks salados, pero eso siempre según tu preferencia.

Decoración acorde a tu personalidad, gustos, estilo o lo que se te ocurra. Con globos, flores y demás. Y, una vez lo tenemos todo, tan solo toca disfrutar.

Estos pequeños rincones los vemos cada vez en más sitios; desde la inauguración de una tienda, ellanzamiento de un producto, o eventos -en el ámbito profesional- hasta en aquellas bodas de ensueño donde sentimos esa envidia inmensa de no estar en la lista de invitados. Para celebrar un cumpleaños, una graduación, una comunión, o lo que quieras. Una mesa de dulces, bien pensada según la ocasión, siempre será plato de buen gusto.

Así que sí, los candy bars están de moda. Y nos encanta.